Estás aquí: SentimientoBursatil » Análisis Bursátil » Comentario Semanal

Página cargada en Calculando... segs.

COMENTARIO SEMANAL (Semana del 19 al 23 de Enero de 2004)

FUTUROS vs ACCIONES

Artículo escrito por Germán y Javier Anadón; en exclusiva para www.SentimientoBursatil.com

Visita nuestra web !!! Haz click aquí !!!En este momento alcista que viven los mercados se puede llegar a cometer el error de pensar que los contratos de futuros financieros no nos aportan nada sobre la adquisición tradicional de acciones. Los medios, muchas veces, cometen el fallo de hacer ver al gran público que los derivados son útiles tan solo en mercados bajistas para cubrir carteras o para entrar con posiciones abiertas vendidas.

¿Por qué operar en futuros y no en acciones? Hay varios motivos fundamentales por los que es mejor operar en futuros que en acciones.

  • El primero es la posibilidad de operar tanto en mercados al alza como a la baja, posicionándose comprado (largo) o vendido (corto) en función de cuáles sean sus expectativas de mercado. Además al poder posicionarse a la baja permiten realizar lo que se llama cobertura de carteras, enfrentando las posiciones abiertas compradas de una cartera de valores tradicional con posiciones abiertas vendidas en mercados de futuros y así neutralizar el resultado.
     

  • En segundo lugar las comisiones de los brokers para operar con futuros son bastante más baratas que para comprar igual cantidad que el nominal del contrato de futuro pero en acciones.

    Veamos un ejemplo: 1 Futuro del Ibex en estos momentos representa una inversión aproximada de 80.000 euros (8.000 puntos x 10€/punto) pagando por ello una comisión que ronda los 12 €, es decir, porcentualmente por realizar una inversión de 80.000 € en futuros pagamos una comisión del 0,015%

    Por el contrario supongamos que compramos 80.000 € en acciones de Telefónica (o una cesta de acciones por valor de 80.000€) una comisión "normal" rondará el 0,15% sobre el efectivo, es decir, por comprar 80.000€ en acciones pagaremos 120€. (sin contar los gastos custodias que encarecen aún más la compra).

    En resumen, realizar la misma operación de inversión por valor de 80.000, en futuros cuesta 12€ frente a los 120€ que cuesta hacerlo con acciones, es decir, es (al  menos) 10 veces más caro comprar lo mismo con acciones que con futuros.
     

  • En tercer lugar cuando se adquiere un contrato de futuros no hay que desembolsar todo el importe del mismo contrato (valor nominal), sólo hay que desembolsar lo que se llaman garantías, dejando el resto del capital libre para invertir en renta fija por ejemplo y sacar así una rentabilidad adicional a la inversión.

    En el mercado de contado al realizar una adquisición el comprador debe desembolsar el 100% de lo invertido (ej.: comprar 80.000 € en acciones de Telefónica supone un desembolso efectivo de 80.000 €), mientras que en el mercado de derivados no hay que depositar la totalidad de lo invertido sino tan sólo una pequeña parte denominada garantía (ej.: si compra 1 futuro del Ibex a 8.000 puntos, usted invierte por valor de 80.000€, pero no tiene que desembolsar el 100% de lo que invierte, sino tan sólo la garantía que para este futuro es de 6.000€).

     

  • En cuarto lugar observamos el punto más comprometido de los productos derivados y en concreto de los futuros, el efecto apalancamiento. Es un arma de doble filo que bien utilizada puede ser muy beneficiosa para la buena marcha de nuestras inversiones operando por más capital del que realmente disponemos. No obstante si un inversor es nuevo en los futuros, recomendamos la inversión sin apalancamiento, con el valor íntegro del nominal del contrato de futuros.

    Invirtiendo en el mercado de contado (acciones), para realizar un inversión de 80.000€ debe depositar esos 80.000€, cuando en el mercado de futuros para realizar un inversión de 80.000€, tan sólo debe depositar 6.000€, (7,5%), pudiendo destinar los 74.000€ restantes en comprar más contratos de futuro, comprar otras acciones, o invertirlos en renta fija. (Hay que tener en cuenta que aunque sólo se depositan 6.000€, nuestra inversión efectiva es sobre 80.000€, es decir, ganaremos o perderemos en función de los 80.000€ habiendo puesto menos de la décima parte, es decir, multiplicamos en más de 10X las ganancias y las pérdidas sobre las garantías aportadas).
     

  • Por último hacer referencia a la ley fiscal antiaplicación existente en las acciones para valores adquiridos en un espacio temporal inferior a los dos meses, en los futuros no se aplica dicha ley, con el consiguiente efecto positivo en la declaración de nuestra renta.

    Norma anti-aplicación: no se computan como pérdidas patrimoniales las derivadas de las transmisiones de valores admitidos a negociación en alguno de los mercados secundarios oficiales de valores españoles, cuando el contribuyente hubiera adquirido valores homogéneos dentro de los dos meses anteriores o posteriores a dichas transmisiones.


Tras este breve repaso a la eterna discusión entre si futuros o acciones volvamos a los mercados. Simplemente vamos a reseñar el punto en el que se encuentra un índice tan relevante como es el S&P 500, índice que seguimos especialmente desde esta sección.

Destaca la llegada del índice al 50% de rebote de todo el gran movimiento bajista precedente, a la vez es alcanzado el techo del canal alcista en el que se viene moviendo desde hace más de medio año. La divergencia bajista que señala el RSI puede ser el detonante. En caso de que hoy viernes cierren los mercados americanos con descensos superiores al medio punto porcentual podríamos dar por iniciada la corrección.

Les deseamos suerte en el trading
Equipo de www.SentimientoBursatil.com

Acceder a Eliot System, "El cazador de Tendencias"